Finalistas del XXXVI Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística

El ganador/a se conocerá el 14 de diciembre en Roma

Poetas de Argentina, El Salvador, España y Polonia, finalistas del Premio Fernando Rielo de Poesía Mística

En su XXXVIª edición, han resultado finalistas del Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística diez obras procedentes de Argentina, El Salvador, España y Polonia, seleccionadas de entre 261 poemarios de 27 países. Los diez poemarios, nueve escritos en español y uno en inglés, optarán por el galardón el 14 de diciembre en la Embajada de España ante la Santa Sede, en Roma.

pmpmLos poetas finalistas y sus obras son:

Cledia Teresa Báez (Buenos Aires — Argentina). Alas blancas.

Izara Batres Cuevas (Madrid – España). Tríptico.

Elzbieta Buczkowska (Zabrze — Polonia). The Never Ending Dialogue.

Alfonso Crespo Hidalgo (Málaga – España) Me saciarás de gozo en tu presencia.

Antonio Díaz Tortajada (Valencia – España) El vendedor de pan.

Carmen González Huguet (Cuscatlán — El Salvador). Amable soledad.

Francisco Jiménez Carretero (Albacete – España). Y no te vi, Señor, y estabas.

Elena Martín Otín (Madrid – España). La palabra encontrada.

Claudia Lorena Parada Turcios (San Salvador — El Salvador). Resiliencia.

Virginia Sánchez Nuño (Ciudad Real – España). En la voz del vendaval.

El premio, para obras inéditas tanto en español como en inglés, está dotado con 7.000 euros y la publicación de la obra. En su larga trayectoria, ha sido fallado en foros como la ONU; la UNESCO; el Senado francés y el Campidoglio romano. En esta ocasión se celebrará en la Embajada de España ante la Santa Sede. Cada año cuenta con el apoyo de un amplio Comité de Honor compuesto por académicos de la Lengua, de la Historia y de las Ciencias Morales y Políticas, así como por escritores, poetas, hispanistas y rectores universitarios.
La necesidad de la poesía en el mundo actual, y de la poesía mística en particular, la expresó Fernando Rielo en 1985, en un discurso ante la UNESCO: “la poesía es forma de una cultura que pasa por una espiritualidad insobornable; privada de este paso, no puede darnos el fruto de la paz. (…) la cultura es sabiduría que eleva a sistema las intuiciones de la vida. Su lenguaje, la poesía; su fruto, la paz.”
El carácter ecuménico del premio ha hecho que lo hayan obtenido poetas de distintas confesiones cristianas, en realidad la mayoría, pero también no cristianas, demostrando la capacidad de la poesía mística para unir a las culturas y a las religiones.

Rafaela Pinto obtiene el XXXV Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística

unnamedEl poemario Tú, la luz de la argentina

Rafaela Pinto obtiene el

XXXV Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística

(Dotado con 7.000 € y la publicación de la obra)

Han recibido una mención de honor las obras finalistas Solo Dios basta, de la poetisa española Teresa de Jesús Rodríguez Lara, y La eternidad que habita en mi memoria, de la escritora cubana Yanira Marimón Rodríguez

Leer más

Doce obras finalistas optan al XXXV Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística

Doce obras finalistas optan al XXXV Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística. Las obras proceden de Argentina, Chile, Colombia, Cuba, España, Estados Unidos y México. En esta edición del Premio se han presentado 279 poemarios de 31 países  de África, América, Asia y Europa.

La relación de poetas y obras finalistas, por orden alfabético, es:

José Cañas Torregrosa (Granada, España), Poemangelicus

Virginia Gamba (Nueva York, USA),  Show and tell

Efraín Gutiérrez Zambrano (Bogotá, Colombia), Desde el silencio del abismo

José Carmelo López Velázquez (Uruapán, Mexico), Ya por último

Yanira Marimón Rodríguez (Matanzas, Cuba), La eternidad que habita en mi memoria    
Rafaela Pinto (Buenos Aires, Argentina), Tú la luz

Manuel Rodríguez Ballester (Sevilla, España), Sonetos existenciales

Teresa de Jesús Rodríguez de Lara (Santa Cruz de Tenerife, España), Sólo Dios basta

Mª Teresa Sánchez Romero (Alicante, España), Estas flores son para ti

Lucrecio Serrano Pedroche (Albacete, España), De mi casa a la estación

Eric Troncoso Mejía (Santiago, Chile), Poemas del vigía de Dios

W. F. Lantry (Washington, USA), Miserere: A journey towards mercy

 

El jurado ha destacado el alto nivel de calidad general de las obras, lo que ha hecho difícil la  selección de las finalistas, el incremento de su número y de los países del que proceden.

La proclamación de la obra galardonada del XXXV Premio Mundial Fernando Rielo de Poesía Mística, dotado con 7.000 Euros, publicación de la obra y medalla conmemorativa,  se celebrará el día 15 de diciembre, en la Embajada de España ante la Santa Sede, en Roma.

El prestigio alcanzado por este Premio, en su ya larga trayectoria, le ha llevado a celebrarse en Sedes internacionales de la entidad de la UNESCO en París, la ONU en Nueva York, el Campidoglio romano, la Embajada de España ante la Santa Sede.
Cada año cuenta con el apoyo de un amplio Comité de Honor compuesto por miembros de diversas Reales Academias (Lengua, Historia, Bellas Artes), Rectores de Universidades, hispanistas, escritores y poetas.

En estos momentos tan difíciles por los que atraviesa nuestra sociedad, queremos contribuir con todo nuestro esfuerzo  a promover los valores que ayuden a lograr la tan ansiada paz. Como nos decía, Fernando Rielo, creador del Premio, en uno de los proverbios de su libro Transfiguración:

Si educas a tu hijo en la poesía/ lo pierdes para la guerra/ pero lo ganas a la cultura.

Y como afirmaba en su mensaje para la XVII edición del mismo: “Si el ser humano no dialoga con Dios, tampoco podrá dialogar con su prójimo. La poesía mística es, en este sentido, liberadora, restauradora de este diálogo, de esta “resquebrajada palabra de la humanidad”

Sebastian Mariné (Granada-España) gana el VI Premio Internacional de Música Sacra Fernando Rielo

El granadino Sebastián Mariné ha sido proclamado vencedor de la VI edición del Premio Internacional de Música Sacra Fernando Rielo. El fallo tuvo lugar inmediatamente después del concierto celebrado en la Basílica Parroquia de Ntra. Sra. de la Medalla Milagrosa de Madrid, este viernes 30 de octubre, donde se interpretaron las tres obras finalistas.

En esta ocasión el texto a musicalizar era el Ave María, en su versión latina, con el breve añadido del final de esa plegaria mariana: “ora pro nobis peccatoribus ut santi simus” según la aportación de Fernando Rielo y la Doxología de la Santísima Trinidad o Glorificación del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Fueron asimismo distinguidos con Mención de Honor las obras finalistas de los compositores D. Juan de Dios Ramírez Higueras (Los Villares, Jaén – España), y D. Francisco Gil Valencia (Granada, España)

A decir del Jurado, los tres finalistas, han dado pruebas de un alto nivel, en cuanto al arte y la técnica de la composición, puestas al servicio de la musicalización de un texto religioso, requiriendo la penetración profunda de su significado por parte del compositor, para poder expresar su íntimo sentir: el espíritu de la música sacra, según la concepción del creador del Premio, Fernando Rielo. 

El Jurado lo integraba: D. Ignacio Yepes Szumlakowski, Compositor, director de orquesta, profesor del Conservatorio de Cuenca y Presidente del Jurado de este Premio; Dª. María Rosa Calvo-Manzano, compositora, concertista de arpa y catedrática del Real Conservatorio Superior de Música de Madrid; D. Miguel Ángel Tallante Pancorbo, organista, cembalista y compositor. Fundador y director del grupo Pro Mvsica Antiqva de Madrid; D. Alfredo Vicent López, concertista de guitarra, profesor del Departamento de Música de la Universidad Autónoma de Madrid, y Dª. María Victoria Rullán Miquel, especialista en Pedagogía Musical, directora del Aula de Música de la Fundación Fernando Rielo y Secretaria del Premio.

El Premio internacional de música sacra Fernando Rielo, que se celebra cada dos años, comenzó su andadura en Roma, teniendo continuidad en Madrid, donde se han fallado las tres últimas ediciones. Su objetivo fundamental es promover la música sacra contemporánea invitando a los compositores a expresar la honda vivencia espiritual con la trascendencia que como seres humanos poseen. Esta vivencia que late dentro de su ser impregna su lenguaje, en este caso musical, y se convierte en manifestación de su íntima relación con el Ser Supremo.
En las propias palabras de Fernando Rielo: “La música sacra es místico sentir del espíritu humano que expresa su filial comunicación con Dios, invocada en la más cualificada armonía que puede producir la técnica comunicativa del lenguaje musical”.

Sebastián Mariné (Granada, 1957). Cuenta en su catálogo con más de ochenta obras estrenadas por prestigiosos solistas y orquestas. En 2002 su Missa para coro a capella fue galardonada con el Primer Premio en el Concurso de Polifonía Religiosa de la Comunidad de Madrid. Ha compuesto numerosas bandas sonoras de películas españolas y encargos de Instituciones musicales y Festivales. Como concertista de piano ha ofrecido recitales o conciertos con orquesta por toda la geografía española además de por Europa, Asia y América. Ha estrenado obras de cerca de un centenar de compositores contemporáneos. En la actualidad es director de la Orquesta de cámara SIC y profesor en el Real Conservatorio Superior de Música de Madrid y en la Escuela Superior Reina Sofía.

El compositor murciano José Adrián Viudes Méndez ha sido galardonado con el V Premio Internacional de Música Sacra Fernando Rielo

fotoviudes En un solemne acto celebrado en la Iglesia de la Universidad Pontificia Comillas ICAI-ICADE, el compositor murciano José Ádrián Viudes Méndez, con su “Credo para coro y orquesta de cámara”, ha sido galardonado con el V Premio Internacional de Música Sacra Fernando Rielo, dotado con 5.000 euros. La compositora Mª Concepción Lebrero ha obtenido una mención de honor, y el tercer finalista, el joven polaco de 20 años, Wojtek Michno, ha recibido una felicitación por la calidad de su obra.

 

El jurado ha estado integrado por: el compositor y director de orquesta Ignacio Yepes, como Presidente; la catedrática y concertista de arpa María Rosa Calvo Manzano, el organista, cembalista y compositorMiguel Ángel Tallante Pancorbo; el profesor de la Universidad Autónoma de Madrid y concertista de guitarra Alfredo Vicent López, y la Secretaria del jurado, María Victoria Rullán Miquel, Directora del Aula de Música de la Fundación Fernando Rielo. Previamente al fallo, el jurado subrayó que “las obras finalistas eran las de tres grandes maestros de tres generaciones distintas (1937, 1955 y 1992), con un alto nivel, en cuanto al arte y la técnica de la composición, y en cuanto a su sensibilidad espiritual.

Las obras han sido interpretadas por el Coro Koiné Ensemble y la orquesta de cámara Camerata del Arte, dirigidas por el maestro Ignacio Yepes. El texto para esta quinta edición, a la que se han presentado una veintena de obras, llegadas desde Alemania, Argentina, Austria, Chile, España, Holanda, Polonia y Reino Unido, ha sido el del Credo – Símbolo de los Apóstoles, para unirla a las iniciativas que, dentro del Año de la Fe a punto de finalizar, se están llevando a cabo en todo el mundo. La convocatoria ha contado con el patrocinio del Pontificio Consejo para la Promoción de la Nueva Evangelización.

 En el mensaje que dirigió el Presidente de la Fundación Fernando Rielo afirmaba que “la música sacra, supuesto el dominio de la técnica, debe caracterizarse –según Fernando Rielo– por expresar, estéticamente, tres elementos fundamentales: la presencia divina, la fiesta o ágape y el diálogo o comunicación. La verdadera música sacra no se da en un abstracto y cómodo sentir, sino en la realidad cotidiana del vivir entre llanto y sonrisa, sufrimiento y alegría, que manifiestan el sagrado fruto del sudor de la frente. La concientización de la presencia divina que da unidad, dirección y sentido al dolor del amor se transforma, mediante la expresión musical, en diálogo o comunicación, en fiesta o ágape”.

Sólo el carácter místico, escondido en el misterio de la unión de Dios y el hombre, define la música sacra como acción teantrópica, esto es, expresión estética, por medio del talento o práctica musical, de la acción de Dios en el ser humano con el ser humano. Para ello, compositor y artista deben “con primorosa exigencia moral, evitar los obstáculos que se ciernen sobre la pureza e inefabilidad de la inspiración”.

Este premio, creado por Fernando Rielo, tiene como objetivo promover la música sacra contemporánea. Invita a los compositores a expresar su honda vivencia espiritual o transcendente, por medio de un lenguaje que es expresión manifiesta de la íntima relación del hombre con el Ser Supremo, sin circunscribirse a la música litúrgica propia de un credo determinado.