El Premio Internacional de Música Sacra Fernando Rielo lo crea Fernando Rielo, dentro del Aula de Música de nuestra Fundación, como iniciativa que se propone promover la música sacra contemporánea invitando a los compositores a expresar su honda vivencia espiritual o la necesidad de vivir la trascendencia que posee el ser humano. Este lenguaje es expresión manifiesta de la íntima relación del hombre con el Ser Supremo.

Así lo expresa el Fundador del Premio, Fernando Rielo:

La música sacra es místico sentir del espíritu humano que expresa su filial comunicación con Dios, invocada en la más cualificada armonía que puede producir la técnica comunicativa del lenguaje musical.
El buen gusto, síntesis de la verdad, bondad y hermosura lleva al artista a hacer confesión por medio del talento o práctica musical de su mística unión con Dios. La música sacra es, por esta causa, más allá de toda lengua vernácula, verdadero lenguaje universal. El carácter sacro de la música sólo es posible en virtud de la condición constitutivamente mística del ser humano. Toda música es, en este sentido, sacra si el artista con primorosa exigencia moral evita los obstáculos que se ciernen sobre la pureza e inefabilidad de la inspiración.
La calidad de la música sacra, no reducida exclusivamente a lo cultual o litúrgico, consiste en la mayor evocación carismática que, con cultivada técnica ofrezcan a nuestra sensibilidad los más altos valores espirituales del ser humano.

Este Premio no se circunscribe a la música litúrgica propia de un credo determinado. Se dirige al compositor que vivencia la expresión musical desde su silencio interior, del que fluye —atraído por la transcendencia— su propio lenguaje.

La Sede de las tres primeras ediciones ha sido Roma; en la IVª edición, le ha correspondido el honor a Madrid. En todas ellas se ha mantenido una constante: la unión de la música vocal con la instrumental.

Para la presente edición del Premio el texto es el Ave José (oración compuesta por Fernando Rielo) en latín o la lengua que el compositor elija, para coro mixto y orquesta de cámara básica.

El Premio, dotado con 5.000 €, está dirigido a compositores de cualquier país sin límite de edad. La obra tiene que ser original, inédita y nunca interpretada en público, y de una duración entre 7 y 12 minutos.

Pueden consultar la información completa en las bases del premio.

El Jurado, compuesto por músicos de reconocido prestigio nacional e internacional, elige cuatro obras finalistas para ser estrenadas en concierto, tras el cual se proclama la ganadora, pudiendo otorgar menciones especiales a las otras obras finalistas.

Noticias del Premio de Música Sacra

fotoviudes